Via Fratelli Correnti, 20/B
TARQUINIA (VT)
Sumergido en el verde en un oasis de tranquilidad, un espejo de agua azul es el justo complemento por el alivio que un cedro del Líbano de 30 metros de altura y un prado verde, le ofrecen al turista de vuelta de la visita a la necrópolis etrusco y/o del mar. Tres diferentes habitaciones, todas con baño privado y ducha, phon, frigo bar, tv, climatizador y máquina del café, aseguran un descanso tranquilo y lejos de alborotos y tráfico. Dos habitaciones al llano superior ofrecen la posibilidad de salir sobre la terraza a leer un libro o tomar el sol gozando vista en lejanía del lido de Tarquinia y el promontorio del Argentario. Y por quien quiere en cambio no quedar en habitación, una zona relajamiento equipado por el fitness y juegos de mesa de frente a una chimenea, permite de también gozarse el tiempo libre en los días resplandecientes
Declaradas por el encargado